Bienvenido/a

Blanquita nacio’ una tarde di otono de haces dos anos, al principio no sabia quien era o lo que hacer.
Sus pasos vibraban en el silencio de la cama, y jo experimentaba con asombro el suyo moverse entre los colores y las palabras. Poco a poco he empezado a intender lo que queria comunicarme, que necesitamos tomar valor ( tener coraje) , coraje que se detuviera, ( pararse), que lejar que andar y a empezar, de decir y callarse. Coraje de la noche, del mar profundo, del grito del viento y del silencio. De la soledad y de la fatiga
Las palabras de Blanquita se expanden desaparecen y toman el vuelo, sus colores guardan una posibilidad preciosa( valiosa inestimable): que nunca se apague esa chispa de maravilla que sigue a emocionarnos y hacernos sentir en paz con nuestro ser “adulto”, que es el risultado de ninas e ninos que fuimos.

traducción de Sonia Garcia Reques